Blog

Errores de diseño: muebles genéricos

08/ 11/ 2017
Lecturas 410

Es una realidad que no todo lo que venden en el mercado está hecho para nuestras casas. Menos pensar que aunque se tenga poco dinero hay que conformarse con muebles “de aspecto baratos”. Hoy queremos hablar de uno de los errores más comunes: el uso de muebles genéricos.

Hoy en día es súper fácil encontrar muy buenos muebles a bajos costos. Sin embargo no es tan fácil cambiar el paradigma de que hay que conformarse con un mueble genérico de aspecto barato. Lo peor, es que si he escuchado razones porqué sucede esto:

No hay mucho dinero para invertir.

Lo encontré en rebaja.

Es lo único que venden en la tienda.

No quiero recrimina a nadie, y cada cual puede hacer lo que se le plazca en su casa. Pero este error es demasiado común en varias casas y que es perfectamente evitable. No hay que caer en usar muebles genéricos que se vean “baratos” si por el mismo precio, puedes conseguir algo mucho mejor. Es sólo echar un vistazo a los artículos donde hicimos el ejercicio de decorar un living y un comedor con 3 presupuestos distintos para que se den cuenta de lo que hablo.

¿De verdad usarás ese sillón?

Al parecer nos quedamos en unas décadas donde era normal ver “chasquillas” kilométricas con mucha laca y cortes varoniles se resumía en muy corto al frente pero con una “cola de caballo” sobre los hombros. De verdad, está bien que sientas estas entre muchos cojines, pero las tecnologías y comodidades de los sillones de ahora son mucho mejores. Estos sillones con muchas capas y que casi tienen “alas” son un ejemplo vivo de los muebles genéricos. Para qué usarlo si hoy en día los diseños se pulieron y mejoraron, incluso para aquellos que parecen “vintage”. ¿Porqué quedarse en el pasado si el presente es mucho mejor?.

Hay muebles de televisores mil veces mejores

No necesitas un mueble con demasiadas repisas, muchos cajones, madera que en realidad no te aporta en nada. Para ello mejor usa un mueble funcional: un buffet (o credenza), una biblioteca, o algo que sea realmente útil se verá menos ostentoso y por ende mucho más elegante. Porque estos tipos de muebles genéricos crean un espacio anexo, casi hasta particularmente sobrepuestos. Creo que debe ser la cantidad de madera excedente y uso poco acertado de tipos de enchape que hace ese efecto.

En cambio, si mejor utilizas un mueble colgante, con espacios realmente útiles y quizá con un color que unifique, harán de este mueble genérico el centro de atención y buen gusto que andas buscando.

¿Porqué ese estampado?

La tela es importantísima en cualquier decoración, y obviamente también lo es el uso de colores y estampados. Es por eso que usar telas en muebles grandes o cortinas con estampados “modernos”, o que caigan en lo burdo, están completamente prohibidos. Mejor utiliza telas de un color plano y neutro, te será de mucha ayuda para lograr un equilibrio mucho más rápido. El estampado déjalo para los cojines y accesorios. Así puedes enriquecer el espacio con texturas y colores de forma mucho más adecuada. Pero si vas a usar un mueble con estampado, que se note sea de buena tela.

Se ve un mueble barato

Por lo general muchos muebles genéricos tienen un aspecto “barato” o que no tienen buena factura. Es algo que lo percibimos a simple viste. Se nota en las costuras, en los ensamblajes, en el tipo de material, etc. Algo que no hay que ser un experto para notarlo y que muchos caen en usar justo ese producto.

En cambio, si recuerdan lo que decía en un comienzo: no porque se tenga poco dinero se debe recurrir a lo primero que veamos. Si se ocupa un poco más de tiempo, podemos encontrar un mueble que se vea “más caro” pero sea realmente económico. Es más, hay muchísimas tiendas departamentales (y en especial una que usamos bastante con productos del hogar) que tienen cosas realmente lindas pero a precios super accesibles. Es sólo cosa de buscar y fijarse en el cómo se ve.

¿Sinceramente, ustedes, caen en este error?

Como reflexión creo que el mercado tiene para todos los gusto, pero está en nosotros el poder elegir lo mejor para nuestro hogar. Mal que mal, es donde recibimos a nuestros seres querido y más aún es donde vivimos. ¿No es mejor vivir en un lugar que te de orgullo estar?.

Un abrazo a todos

Rodrigo



Volver

Fuente: http://www.elblogdeldecorador.cl